La urgencia y el ahorro puede llevar a plantearte un “divorcio expres”, en el que no habrá asesoramiento concienzudo y sereno por parte de un abogado experto en Derecho de Familia.

Optar por un divorcio express, de los que aparecen en internet por 300 euros, es arriesgarse a que consista fundamentalmente en que mandes copia del libro de familia o el certificado de matrimonio y el de nacimiento (si hay hijos) a un abogado, al que probablemente nunca conocerás en persona.

Seguramente le envíes un correo electrónico contándole lo que quieres para tu divorcio. Lo importante es que así no podrás conocer las posibilidades a las que puedes optar.

La importancia de la comunicación entre abogados y clientes

Cuando te puedes comunicar con un abogado especializado en divorcios, puedes preguntarle, y solo así de esta forma él puede responderte y darte las soluciones que buscas. Además, en una reunión el abogado/a también obtiene información del comportamiento “no verbal” de los clientes (de lo que les preocupa sin que lo digan).

Un buen abogado en divorcios lo tiene en cuenta todo y hace un Convenio Regulador a medida. Claro está que esto puede ser algo más caro que un divorcio express, pero no mucho más y a la larga resulta más barato, debido a que, si el abogado lo detecta y lo soluciona, luego no habrá más juicio entre vosotros.

 

Consecuencias de optar por un divorcio express

Si en el divorcio express hay acuerdo con tu pareja, es lo mejor que puede ocurrirte, pero eso no significa qué, si no conocéis las alternativas, NO estéis perdiendo la posibilidad de optar por la alternativa. Un buen asesoramiento no supone romper el acuerdo que hubierais alcanzado entre vosotros, sencillamente lo sanea.

No elegir la alternativa más adecuada puede producir problemas en el futuro, ya que aquello que habéis elegido puede suponer imposibilidades por no haberse cerrado bien las cosas. No olvidéis nunca que los detalles se conocen en la comunicación, es decir, en la reunión en persona entre clientes y abogados.

De no cerrarse bien tu situación, habrás firmado un Convenio regulador, rápida y baratamente, pero luego surgirán problemas de entendimiento, pues ese documento puede no dar solución a las cosas que surgen en el día a día, problemas que pueden llevarte al juicio contencioso que querías evitar desde el principio.

Ese juicio posterior por falta de entendimiento, una vez ya divorciado/a, será más caro, pues si lo pierdes, además de los honorarios de tu abogado, tendrás que pagar los honorarios del abogado y procurador de tu expareja. Esto no ocurre en el primer juicio.

 

Sin olvidar esto, ten en cuenta y valora que…

El divorcio o separación es un momento importante para una persona, fundamentalmente por las consecuencias que tiene no hacer bien las cosas, pues al final puede salir incluso más caro económicamente.

Por ejemplo, si no se aprovecha el momento del Convenio Regulador para liquidar la sociedad económica ganancial del matrimonio, ya que en el Convenio Regulador se puede aprovechar para esa liquidación y para adjudicarse los bienes económicos, lo que para empezar puede suponer evitarse una escritura ante notario, es decir, su coste.

Este divorcio sin ese asesoramiento concienzudo por un abogado experto en derecho de familia, también puede suponer p. ejemplo, elegir no optar por la custodia compartida, es decir, se cede a favor del otro sencillamente porque un abogado no te ha informado de tus derechos como padre o madre para seguir protagonizando la crianza de tus hijos. Lo que firmes ahora luego sólo se podrá cambiar si hay cambios muy importantes y que no los hayas provocado tú. Por ejemplo,  un despido promovido por la empresa  si es un cambio sustancial no voluntario por ti, pero si tú eres el que te marchas voluntariamente de la empresa, este cambio no es válido para plantear una modificación de medidas judiciales.

Un buen abogado puede ayudarte a encontrar fórmulas que te permitan seguir acompañando a tus hijos y disfrutando de tu hijos sin romper el acuerdo con tu pareja. O al menos, podrá decirte que tienes derecho a poder tener un “régimen de visitas” no solo de fines de semana alternos, sino de tiempos más largos.

 

divorcio express alicante

No ceder ante la presión de tu pareja

“Sorprende pensar que algunas personas, concretamente, los “padres” crean, por tradición, que sólo pueden tener a los hijos los fines de semana alternos”. O sorprende oír a los clientes, cuando te preguntan y te dicen “es que mi pareja me ha dicho que, si no acepto esta cantidad, me quitara a mis hijos, ¡como si un progenitor pudiera hacer algo así!”

Pues bien, si una persona firma un Convenio Regulador, supuestamente de mutuo acuerdo, porque esté bajo la presión de esas falsedades por parte de su pareja, estará perdiendo una gran oportunidad de ventajas. Esto no pasaría si acudiera a un divorcio asesorado.

Como abogada experta en una reunión bien planteada, podré informarte por ejemplo de cosas como:

  • Que el uso de la vivienda puede organizarse de modo que una de las partes no tenga que ceder y quedarse en una mala situación.
  • Que el uso alternativo de la vivienda si incluir ciertas cláusulas para ese momento del divorcio, puede suponer que no recuperes el uso de la vivienda o lo logres después de un juicio largo y costoso. 

Un abogado especialista en Derecho de familia que se reúne con sus clientes, informa con detalle de las opciones y de las consecuencias. En un divorcio express esto no ocurre, parece más barato, pero al final puede ser como tomarse un café de máquina rápido, en lugar de sentarse en una butaca cómoda con taza de porcelana, que, aunque no tengas mucho tiempo, siempre será un café que te invitará a removerlo y saborearlo, y, lo más importante, a pensar mientras haces todo eso.

Un divorcio o separación bien asesorado por un abogado experto, te permitirá estar más tranquilo en el futuro.

Es verdad que, si no hay hijos, si no hay patrimonio en común, todo es muy sencillo, y para esto ya está la Ley del 2015, de jurisdicción Voluntaria, que ha creado la posibilidad de ir al notario o al Letrado de la Administración de Justicia, siempre acompañado de un abogado, donde podrás divorciarte de forma rápida y segura, económica, pero esto es sólo para matrimonios sin hijos o ya mayores que no dependan de los padres, y que no tengan que liquidarse patrimonio.

“Pero ¡¡¡ ojo¡¡¡ esto, ante el notario, no es divorcio express de trescientos euros”.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Content is protected !!